667 742 593


Certificación energética de edificios existentes

La Certificación Energética de los Edificios es una exigencia derivada de las Directivas 2002/91/CE y 2010/31/UE, de la Unión Europea, relativas a la eficiencia energética de los edificios. Ambas se transponen parcialmente al ordenamiento jurídico español a través del Real Decreto 235/2013 de 5 de abril, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios, tanto de nueva construcción, como existentes.

Este Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, publicado en el Boletín Oficial del Estado nº 89 del 13 de abril de 2013, entró en vigor al día siguiente de su publicación. Según la Disposición Transitoria primera de este Real Decreto, la presentación o puesta a disposición de los compradores o arrendatarios del certificado de eficiencia energética de la totalidad o parte de un edificio, según corresponda, será exigible para los contratos de compra-venta ó arrendamiento celebrados a partir del 1 de junio de 2013.

Los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Fomento, como responsables de esta transposición, han encomendando al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el desarrollo y puesta a disposición de los técnicos competentes los programas informáticos de calificación de eficiencia energética para edificios existentes, de aplicación en todo el territorio nacional. Estas aplicaciones de software se denominan CE3 y CE3X.

A partir del 1 de junio cada vivienda, salvo unas pocas excepciones (1), deberá contar con su certificado de calificación. Será responsabilidad del propietario obtener y disponer de los certificados de sus inmuebles y adjuntar en cada oferta de venta o alquiler de una propiedad la etiqueta de calificación energética del inmueble, como la que se muestra a continuación.





Los propietarios que no cumplan con esta norma podrán ser sancionados por infracciones en materia de defensa de consumidores y usuarios, según Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios RDL 1/2007. Las sanciones podrán variar entre 3.005,06 € y 601.012,10 €.

Ésta es una norma europea que ya está implantada efectivamente en todos los países de la UE. En España estamos a la cola de la UE en este aspecto. Estimamos que se irá introduciendo progresivamente, no solo por el imperativo legal, sino porque el mercado lo exigirá. En la siguiente imagen, del abril pasado, se ve el escaparate de una agencia inmobiliaria de la costa francesa mediterránea.

(1) Exclusiones a la obligatoriedad de obtener el certificado de calificación energética:
            • Partes de edificios de menos de 50m2
            • Edificios y monumentos protegidos
            • Edificios de culto
            • Construcciones provisionales
            • Edificios industriales, defensa, agrícolas,…
            • Edificios que se compren para reformas o demolición
            • Segundas residencias (uso inferior al 25% anual)
Fuentes:
            Ministerio de Industria, Energía y Turismo
            Ministerio de Fomento
            Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)
            Agencia Valenciana de la Energía (AVEN)